Dónde está el fin del diálogo con Corea del Norte?

Kim Hyo Jin, PhD, Asiatic Research Institute, University of North Korean Studies, Korea University  |  2015-01-21 10:36


Image: Yonhap

Varios eventos significativos en torno a las relaciones intercoreanas y las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte, han ocurrido desde el final del año pasado hasta ahora. Mientras que el Comité Presidencial Preparatorio para la Unificación surcoreano proponía reuniones de alto nivel (30 de diciembre de 2014), y Corea del Norte respondía con generosidad que no había razón para no tenerlas en su mensaje de fin de año (1 de enero de 2015), Estados Unidos culpaba a los norcoreanos por el ataque cibernético a Sony Pictures (November 24, 2014), y llevaba a cabo medidas de represalia al paralizar internet en Corea del Norte, así como las aplicación de sanciones a este país (3 de enero de 2015). 


Estados Unidos actúa como un llanero solitario, mientras que las dos Coreas llevan a cabo negociaciones bajo la mesa, para dialogar. Pareciera que las autoridades de ambos países intentaran dar importancia a las decisiones de Estados Unidos. Incluso han habido análisis frustrantes que afirman que el año 2015 será el último tiempo de oro para una posible tercera cumbre intercoreana. Pareciera que se están esforzando por impulsar expectativas de que Corea del Norte y del Sur deben dar un salto con miras a la unificación, en honor al aniversario número 70 de la liberación de Corea. 


Jeong Jong Wook, vicepresidente del Comité Preparatorio para la Unificación, expresó en una entrevista con un periódico (7 de enero de 2015), que el documento sobre la unificación que será presentado el próximo 15 de agosto, incluirá las ideas de Corea del Norte. Garantizará una cumbre intercoreana paz y unificación? Aún así, cuál podría ser la causa de esta sensación de déjà vu?


El mensaje de Año Nuevo de Corea del Norte es visto como una medida importante a la hora de evaluar las políticas y estrategias nacionales e internacionales del país. Kim Il Sung solía entregarlo en persona, desde 1946 hasta el año de su muerte, en 1994. Kim Jong Il, por el contrario, entregaba anuncios escritos en editoriales adjuntadas. Desde 2013, Kim Jong Eun sigue el estilo de su abuelo, entregando personalmente el mensaje de Año Nuevo. 


Las opiniones profesionales en torno al mensaje de Año Nuevo pueden ser resumidas en los siguientes puntos. En primer lugar, es ahora cuando comienza realmente el inicio de la era de Kim Jong Eun (el establecimiento de un sistema de liderazgo único bajo el mando de Kim Jong Eun). En segundo lugar, están las intenciones para pedir apoyo para propuestas (de diálogo) con Corea del Sur. En tercer lugar, están los planes orientados a visibilizar los éxitos alcanzados, tanto a nivel nacional como internacional, antes del aniversario número 70 del Día de la Fundación del Partido (10 de octubre). 


El primer punto tiene relación con el constante propósito de existencia y objetivo de gestión del gobierno norcoreano, pero los otros dos puntos tienen toques de condiciones netamente norcoreanas y tácticas invariables de ataque y retirada –esto significa exigir a Corea del Sur y a Estados Unidos que primero detengan sus acciones hostiles (tal como los norcoreanos se refieren a los ejercicios militares en conjunto realizados entre Corea del Sur y E.E.U.U). Esto se transforma en una condición en la cual el diálogo puede ser interrumpido en cualquier momento. Incluso durante la amenaza de un mar de fuego sobre Seúl, en 1994, tras la primera serie de crisis nucleares de 1993, el prerrequisito norcoreano para una resolución era el cese de estos ejercicios militares. Es posible predecir las tendencias de hoy si se miran los patrones de las editoriales lanzadas con posterioridad a la muerte de Kim Il Sung, en un período de diez años (1995 ~ 2005). Existe una sensación de que no han habido muchos cambios. 


Las editoriales publicadas desde 1995 a 1997 pueden ser sintetizadas como de completa solidaridad centrada en Kim Jong Il y de visión clara de estrategia militar. Después de tres años, Kim Jong Il modificó la constitución (1998) y estipuló la terminación del Kim Il Sung-Kim Jong Il-ismo. El eslógan de la editorial de Año Nuevo de 1998, tres años después de la muerte de Kim Il Sung, fue: En el nuevo año, sigamos todos el liderazgo del Partido, e impulsémoslo a toda marcha. El grito de batalla de la editorial de 2015, tres años después de la muerte de Kim Jong Il, fue: Asistamos a la ofensiva general para acelerar la victoria en el espíritu revolucionario del monte Baekdu. 


El espíritu revolucionario del monte Baekdu es una declaración de la ideología del linaje de Baekdu de Kim Il Sung, para establecer legitimidad y tradición. Esta ideología se transformó en razones para dar órdenes de mobilización (de la gente). El liderazgo del Partido significa liderazgo de Kim Il Sung – Kim Jong Il. El contenido clave de la política surcoreana incluida en la editorial de 1998 fue la exigencia de un cambio hacia una política de la reconciliación de los vecinos hacia Corea del Sur; con el fin de lograr esto, debía haber apoyo para la autonomía, paz y amistad como base de las políticas internacionales. 17 años después, hoy en día, no está Kim Jong Eun siguiendo los pasos de Kim Jong Il?


En la sección del mensaje de 2015 concerniente a lo militar, un desarrollo activo y terminación del equipamiento de armas de alta tecnología fue incluido como una tarea para la industria de la defensa nacional. En 2014, la tarea había sido la producción de equipos de armas modernas en miniatura, ligeras e inteligentes. Fue evidencia de esto aquella burdamente manufacturada aeronave no tripulada, que sobrevoló los cielos de Seúl en el otoño de 2014, y que tras caer numerosas veces no pudo regresar al Norte?

Entonces, a qué se refiere Corea del Norte cuando habla de armas de alta tecnología? No es difícil adivinar. Uno podría imaginar el desarrollo completo de ojivas nucleares ligeras en miniatura. Quizá es una coincidencia: el Documento Blanco de Defensa de 2014, publicado el pasado día 6, afirma que la capacidad de Corea del Norte de fabricar armas nucleares en miniatura ha alcanzado un nivel considerable. En otras palabras, esto significa que prácticamente tiene la capacidad de producir alrededor de una tonelada de ojivas nucleares para ser instaladas en misiles. Las dos únicas cosas que Corea del Norte necesita para establecer el avance en conjunto de la fuerza nuclear y de la construcción económica es tiempo y dinero. Incluso la continuación de las negociaciones para el diálogo con Corea del Sur (y el diálogo en sí mismo) le permite a Corea del Norte, al menos, ganar tiempo. Los signos positivos de la economía de la gente conducen a especulaciones de que el gobierno norcoreano ha acumulado una cierta cantidad de activos en efectivo. 


Cuando ambas Coreas sostengan una reunión, puede que Corea del Norte presione con fuerza hacia su propio lado. El presidente Kim Dae Jung (de entonces 72 años) y Kim Jong Il (de 58 años) se reunieron en el año 2000. Posteriormente, Kim Jong Il (de 65 años en aquel momento) y Roh Moo Hyun (de 61 años) se reunieron en 2007. A cambio de este extenso diálogo y de las negociaciones con estos presidentes, Kim Jong Il ganó el dinero y el tiempo para desarrollar armas nucleares y misiles. Qué podría ganar Kim Jong Eun, de 33 años, con reunirse con Park Geun Hye, de 61 años, en 2015?


Existen variables exógenas inmutables para Corea del Norte. La Resolución sobre la Situación de los Derechos Humanos en Corea del Norte que pasó la reunión general de la Asamblea General de la ONU (18 de diciembre de 2014) fue adoptada como agenda oficial por el Consejo de Seguridad (22 de diciembre de 2014); los continuos folletos anti-Pyongyang lanzados hacia Corea del Norte por organizaciones privadas surcoreanas; las implacables sanciones del 24 de mayo por parte de Corea del Sur y Estados Unidos, presionaron a Corea del Norte. 


Como siempre, las tres tareas que Kim Jong Eun tiene pendientes son la completa estabilización de su poder, salir del aislamiento internacional y resucitar la economía de la gente. Con el fin de lograrlas, intentó unir fuerzas con Japón y atraer a Rusia, sin buenos resultados. Ahora juega su última carta al extender una mano a Corea del Sur otra vez, sin abrir la otra mano que empuña armas nucleares. El año 2015 será la fase experimental de esta situación. 


Para Corea del Norte, el 2015 será el año del aniversario número 70 de la liberación de Corea y el Día de la Fundación del Partido, el aniversario número 65 de la guerra de Corea, el aniversario número 15 de la Declaración Conjunta Norte-Sur del 15 de junio, el décimo aniversario de la declaración conjunta del 19 de septiembre, y el fin del tercer año de duelo (por la muerte de Kim Jong Il). Es tiempo de que esta apuesta de veinte años sobre armas nucleares llegue a alguna forma visible de conclusión. No es fácil predecir cómo esta apuesta, que alterna diálogo con amenazas al tiempo de repetir aquella táctica de ataque y retirada, se desarrollará en 2015. Podría ser que el camino hacia la unificación esté escondido en la cuenta regresiva final. Merece la pena qué desarrollo se producirá con la aceptación de la atrevida propuesta de Kim Jong Eun a Corea del Sur.  


* Las ideas expresadas en las Columnas de Escritores Invitados no necesariamente reflejan el pensamiento de Daily NK.



 
Advertisements, links with an http address and inappropriate language will be deleted.

2017.08.04
Won Pyongyang Sinuiju Hyesan
Exchange Rate 8,130 8,110 8,125
Rice Price 5,770 5,740 5,800